Todo lo que debes saber sobre los productos financieros básicos

No importa cuántos años tengas, llega un momento en la vida en el que todos necesitamos contratar un seguro o tener una tarjeta de débito. Sigue leyendo para conocer todo lo que debes saber sobre los productos financieros básicos.

  1. Cuenta de ahorro

Los métodos de ahorro informales pueden ser inseguros y casi nunca ofrecen rendimientos; en cambio las cuentas de ahorro están diseñadas para mantener tu dinero protegido y generar, en algunos casos, intereses a tu favor. Los beneficios y comisiones varían de un banco a otro, por lo que es importante que compares sobre todo el tema de uso de la tarjeta de débito, la chequera – si aplica-, el saldo mínimo y las comisiones, entre otras.

  1. Seguros

Los seguros son productos financieros que buscan proteger a las personas o a sus bienes en caso de sufrir un imprevisto o accidente. Por esta razón, existen un sinfín de opciones de seguros: para automóviles, casa, gastos médicos, funerarios, etc. No pienses que eres demasiado joven para preocuparte por estas cosas o que no ganas lo suficiente para asegurarte. Te garantizamos que la compra de una póliza es mucho más económico que afrontar un problema tan solo con tus ahorros.

  1. Afore

Al ingresar a un trabajo (a menos que seas freelance o trabajador temporal), tu empleador tiene la obligación de inscribirte al Seguro y a una Afore. Aunque este trámite se hace de manera automática, tú tienes el derecho de cambiarte de Afore si así lo deseas. Considerando que el dinero que reúnas durante tu vida laboral será tu sustento durante tu jubilación, es recomendable que compares las opciones disponibles para elegir la que te ofrezca mejores rendimientos.

  1. Créditos

Los créditos son sumas de dinero que un banco, institución financiera o incluso una tienda departamental pone a disposición de un cliente. El dinero no se entrega en una sola exhibición, sino que el cliente puede usarlo sin pasarse de su límite de crédito. Si el beneficiario usa el crédito, se le otorga un periodo para realizar el pago y se calcula el interés con base en el dinero que haya usado.

  1. Préstamos

Aunque muchas personas los confunden, los créditos y los préstamos son muy diferentes. Los préstamos se entregan en su totalidad al inicio del contrato y en este se determinan las fechas de pago y los plazos en los que debe liquidarse tanto el préstamo como el interés. Este producto financiero permite llevar un mejor orden de las finanzas para evitar el sobreendeudamiento.

Antes de que elijas un producto, te recomendamos revisar y comparar varias opciones. Por ejemplo, los préstamos de Volna no cobran comisión por apertura y pueden tramitarse en cualquier lugar del país, sin necesidad de trasladarte a alguna sucursal. Además, si requieres un monto adicional a tu préstamo o tienes que mover la fecha de pago, puedes hacerlo fácilmente desde tu casa. Regístrate en unos minutos y descubre lo sencillo que es obtener préstamos inmediatos con Volana.

05/22/2019