Diferencias entre los bancos y las financieras tecnológicas

Hace algunos años, cuando la gente requería algún tipo de financiamiento la única opción segura era la banca tradicional. Afortunadamente, hoy en día existen muchas alternativas para obtener préstamos de manera confiable. Una de ellas es, sin duda, las fintech. Estas instituciones financieras operan completamente en línea y brindan servicios de financiamiento alternativos a los de los bancos.

Si aún no conoces cómo operan las financieras tecnológicas, aquí te enlistamos las principales diferencias entre los bancos y las fintech.

- Tiempo de espera

Los bancos funcionan prácticamente de la misma manera que hace años: la solicitud debe llevarse a una sucursal, la papelería es recibida por un ejecutivo, se revisa detenidamente cada uno de los documentos y, si el préstamo es aprobado, se le notifica al cliente. Todo esto puede tomar varios días. En cambio, con las fintech las personas saben en un par de minutos si su solicitud fue pre aprobada y cuando ya son clientes pueden recibir su préstamo en unos segundos.

- Requisitos

Los requerimientos de los bancos para otorgar préstamos suelen ser bastante estrictos. Por esa misma razón son pocas las personas que pueden acceder a este tipo de financiamientos. Por el contrario, los préstamos en línea que ofrecen las fintech tienen requisitos muy sencillos. Esto permite que una mayor parte de la población pueda disfrutar de estos servicios.

- Flexibilidad

Otra de las grandes diferencias entre los bancos y las fintech tiene que ver con la flexibilidad en los términos de los contratos. Mientras que el cambio de las fechas de pago con un banco implica muchas veces un trámite tedioso de varios días, con las fintech tienes la posibilidad de reestructurar tu préstamo desde la comodidad de tu hogar con un solo clic.

- Facilidades de pago

De igual manera, las formas de pago varían entre un banco y una financiera tecnológica. Por un lado, las instituciones bancarias requieren que los pagos se hagan directamente en sus sucursales o mediante transferencia (si se cuenta con ese servicio). Por el contrario, las fintech ofrecen múltiples opciones de pago para simplificar los trámites a sus clientes.

- Trámite

Finalmente, uno de los requisitos esenciales para realizar un trámite con un banco es la asistencia a una sucursal para entregar la documentación. Esto implica necesariamente un desplazamiento y limita el acceso en las poblaciones más alejadas. En cambio, con las fintech no tienes que salir de tu casa para recibir préstamos y puedes mandar tu solicitud desde donde estés, siempre y cuando tengas conexión a internet.

Con Volana obtener y pagar un préstamo es algo muy sencillo. Nosotros te damos la opción de hacer un depósito a una cuenta bancaria, pagar en línea o ir directamente a una tienda a liquidar en efectivo. Tú eliges la forma de pago que más se te acomode.

06/18/2019