Buró de crédito: lo bueno y lo malo

A pesar de la gran cantidad de información que hay disponible en internet, aún mucha gente cree que estar en el buró de crédito es algo malo. La realidad es que contar con un historial de crédito en el buró no es en sí mismo algo negativo para las finanzas de una persona. Sin embargo, lo que sí puede afectar es tener una mala calificación. Sigue leyendo para conocer lo bueno y lo malo del buró de crédito.

Lo bueno

Seguimiento a tus finanzas

Al momento en que ingresas al buró se empieza a generar un reporte de tu comportamiento financiero: cómo usas tu crédito, qué tanto pagas, cuánto debes al mes, etc. Esta información puede servirte para llevar un mejor control de tu dinero.

Agilidad en la solicitud de financiamientos

Una vez que estás en el buró de crédito es mucho más sencillo que obtengas un nuevo préstamo, ya que los bancos pueden verificar tus hábitos financieros a través de tu reporte. Si tienes pensado comprar un automóvil por medio de financiamiento, comienza a construir un buen historial crediticio.

• Términos más favorables

Cada banco e institución financiera determina las condiciones (interés, plazos, Costo Anual Total) de sus propios préstamos o créditos. Sin embargo, estos términos pueden cambiar de acuerdo a tu comportamiento financiero. Así, un buen historial crediticio se refleja en mejores condiciones de financiamiento. Lo malo

• Falta de análisis

Si todavía piensas que lo mejor es mantenerte lejos de los créditos, estás en un grave error. El no contar con ningún tipo de crédito te hace invisible en el mundo del financiamiento, con lo cual es imposible hacer un análisis de tus hábitos y comportamientos de pago.

• Trámite de financiamientos

La ausencia de un reporte y una mala calificación tienen un efecto negativo en las finanzas personales. Por un lado, sin el registro que compruebe tu comportamiento es difícil que una empresa verifique tu puntualidad en los pagos, por lo que tomará más tiempo hacer el trámite. Por otro lado, un mal historial crediticio puede influir en las condiciones de un nuevo crédito o provocar la negación de dicha solicitud.

• Restricción a fuentes informales

Tanto un mal reporte como la falta de este orillan a los usuarios a recurrir a fuentes de financiamiento poco seguras. Los prestamistas y los préstamos sin buró de crédito son una amenaza para la estabilidad financiera de una persona.

¿Cómo puedes entrar al buró?

  • Solicita un crédito bancario.

  • Obtén un préstamo en línea.

  • Las fuentes de financiamiento informales, como los prestamistas o las tandas, jamás te ayudarán a construir tu historial crediticio.

Con los préstamos online de Volana puedes entrar al buró de crédito de una manera segura y rápida. Solicita tu primer préstamo con el número de tu tarjeta de débito o Clabe. Y, si no tienes cuenta de banco, con nosotros también puedes recibir tu préstamo en efectivo a través de una orden de pago. Conoce más acerca de nuestros préstamos online dando clic aquí.

05/22/2019