5 Gastos hormiga disfrazados

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef), el 12% de nuestro salario es destinado a compras “inofensivas” que merman en gran medida nuestro crecimiento económico. Detectar estos gastos innecesarios es el primer paso para eliminarlos y sanear nuestras finanzas personales.

Enlistamos los gastos más comunes que pueden parecer necesarios, pero que son completamente prescindibles. ¿Tú pierdes tu dinero con alguno de estos gastos hormiga disfrazados?

1. Comidas en tu lugar de trabajo

Planea tanto tus comidas como las colaciones para comprar todo lo necesario en el súper mercado, ya que en muchos establecimientos de autoservicio o tiendas de la esquina los precios suelen ser más altos. Si sueles tener antojo de café, lleva el tuyo ya preparado o compra un tarro grande de café para prepararlo en la oficina.

2. Plan de celular

¿Has revisado si tu plan de celular es realmente adecuado a tus necesidades? Algunas personas pagan una cuota mensual para tener acceso ilimitado a redes sociales e internet cuando, por lo general, hacen uso del WiFi de casa o del trabajo. Analiza si las tarjetas de prepago son una mejor opción para tu bolsillo.

3. Tarjetas de crédito y créditos a plazos

La tarjeta de crédito puede ser responsable de muchos gastos. Por un lado, están las comisiones por el uso del plástico y el retiro de efectivo en cajeros de otros bancos; y, por otro lado, los intereses por el retraso en los pagos y otro tipo de penalizaciones, además del uso irresponsable de los meses sin intereses. Ten en cuenta que los créditos en tiendas departamentales deben usarse exclusivamente para compras que son necesarias, no para antojos o artículos de lujo.

4. Comisiones por pago de servicios en establecimientos autorizados

El pago de servicios en establecimiento autorizados como agua, luz, teléfono, entre otros genera comisiones muy pequeñas que, a lo largo del año, podrían convertirse en una cantidad significativa. Evita estas fugas de ingresos haciendo el pago en línea o yendo directamente a la sucursal del servicio.

5. El uso del automóvil en todas tus salidas

Tener el automóvil como único medio de transporte puede generar no uno, sino varios gastos hormiga que no has considerado, como pueden ser los estacionamientos, parquímetros, franeleros, además de los gastos de gasolina, reparaciones y mantenimiento.

Antes de sacar tu auto analiza qué tan necesario es que lo uses. Si existe la posibilidad de hacer el trayecto en bicicleta o en transporte público, mejor deja tu coche estacionado en casa.

En Volana queremos que lleves tus finanzas personales de una manera responsable, por eso te ofrecemos información financiera y opciones de financiamiento acordes con tu estilo de vida. Comunícate al (0155) 6717 0754 para saber cómo los créditos online de Volana pueden apoyarte para cubrir un imprevisto sin afectar tus finanzas.

09/04/2018